El adiós a Ferdinand Piech, patriarca del Grupo Volkswagen

El nieto de Ferdinand Porsche, de 82 años, falleció en Alemania el domingo 25 de Agosto por la noche. Había nacido en Austria en 1937 y se recibió de ingeniero mecánico, titulo que obtuvo en Suiza en 1962.

A Piech le debemos varios hitos en el mundo del automóvil. Por comenzar fue parte del desarrollo, en sus primeros años como ingeniero en Porsche, del modelo 917, un monoposto para las carreras de resistencia como Le Mans (entre otras), y que hace pocos meses cumplió 50 años (ver nota). Determinado, Piech invirtió una gran parte del por entonces presupuesto anual de Porsche en desarrollar, construir y homologar 25 unidades del Porsche 917. Criticado por su osadía, las sucesivas victorias del 917 lo dejaron bien parado y Piech ganó fama de ser un astuto visionario.

Junto a Walter Rohrl (de remera a rayas) y el flamante Audi quattro.

Luego de que el Directorio de Porsche decidiera a inicios de los 70s que no debería haber mas miembros directos de la familia en posiciones de responsabilidad, Piech deja la marca de Zuffenhausen y funda una empresa propia, en la que desarrolla consultoría. Impulsa un nuevo motor de 5 cilindros diesel para otro gigante de la industria alemana: Mercedes Benz. Se trata nada menos del primer motor diesel de 5 cilindros en linea del mundo, el OM617, que equipaba inicialmente a los Mercedes W115 en el modelo 240 D 3.0.

Pero Piech no quedaria demasiado tiempo «fuera» del abanico de las empresas familiares. En 1972, se instala en Ingolstadt, para entrar a Audi AG como ingeniero de desarrollo tecnológico. De su paso por Audi nos deja un legado a todos los entusiastas del Rally: el Audi Quattro. El auto que dominara la escena del Rally Mundial a inicios de la decada del ’80 y que, entre las 23 carreras en las que resultó vencedor entre 1981 y 1984, incluso ganó dos Rallies de Argentina, 1983 y 1984.

Piech de niño, junto a su abuelo Ferdinand Porsche y su primo, Ferdinand Porsche III.

El desarrollo técnico del motor naftero de 5 cilindros con turbo y la tracción integral quattro (asi, con minusculas), también se lo debemos a Piech, asi como parte de la genesis del Porsche 911 (que lo diseñó su tío Ferry Porsche), del Audi 100 de segunda y tercera generacion, y en general, todo el concepto de haber elevado la marca Audi a los niveles concurrenciales de marcas premium como Mercedes y BMW.

Piech, de camisa blanca, detras de su tío Ferry y al lado de su primo Ferdinand III

De su visión técnica, también nos quedan los motores TDI, los turbodiesel que tanto exitos en ventas le reportaron el Grupo VW, incluso en competicion ganando en Le Mans con los Audi . A el también se debe el impulso en la construcción con materiales livianos, y el Audi Space Frame (Audi 200, Audi A2).

Junto al premiado Audi 100 de tercera generacion, un modelo con un record de coeficiente aerodinamico para su epoca

Piech tenía una visión unica de la industria del automóvil y contrariamente a muchos otros ejecutivos de la industria, sabía realmente de autos y solo pretendia lograr el mejor vehículo posible.

En 2002, con el prototipo que solo consumia 1 litro cada 100 km

Para 1992 Ferdinand Piech asumia como CEO de la marca Volkswagen. Llevaria esa misma dterminación que utilizó en Audi, para elevar la calidad y el posicionamiento de VW en todo el mundo. Logró llevar con exito a la marca del «Auto del Pueblo» a ser la mejor marca generalista.

Con el Volkswagen Golf IV Piech logró un alza sustancial en la calidad de un auto mediano de marca generalista

Tambien logró «conquistar» otras marcas, sumándolas al imperio Volkswagen: Bugatti, Lamborghini, Bentley, SEAT, y en transporte pesado a Scania y MAN. Establecía metas asperas, con cierta mano dura, y en consecuencia pudo lograr que existiera un auto que consumiera 3 litros cada 100 kilometros (el Lupo 3L), y luego otro -aunque no llegara a producción- que gastaba solo 1 litro de nafta cada 100 kilometros, el Volkswagen XL1. También puso la meta de un deportivo de 1.000 caballos de potencia y mas de 400 km/h de maxima, y se materializó con el Bugatti Veyron. No es casual tampoco que el Veyron tuveira 16 cilindros, una tipologia de motor en la que Piech había estado trabajando en los años 70 para la categoria Can-Am pero que finalmente nunca vio la luz.

Otro gran logro de Piech fue la modularizacion de la producción y la sinergia entre las marcas que componen el Grupo VW. El poder compartir hasta un 65% piezas basicas entre diferentes modelos y marcas, catapultó el crecimiento global y la rentabilidad de manera contundente.

Piech y Winterkorn, antes de la ruptura

Tampoco fueron todos exitos en la larga y frondosa carrera de Piech en la industria automotriz: para el año 2015, en plena disputa de poder con el por entonces CEO del Grupo VW, Martin Winterkorn, estallaba el escandalo del DieselGate. La manipulacion de la electrónica de los motores gasoleros del Grupo VW, para lograr muy buenas notas en relacion a las emisiones contaminantes, fueron un duro golpe para el patriarca del Grupo. Y tambien para Winterkorn, que terminó renunciando tambien, a solo 6 meses de que Piech anuciara su retiro.

No obstante, el paso a la historia de Ferdinand Piech no solo como un visionario tecnico, si no tambien como administrador de una de las automotrices mas grandes del planeta, resta innegable.

Christian Kleinberg

Christian Kleinberg

Periodista y Arquitecto, escribo en Motorweb Argentina desde el 2009, año en que cree este sitio. Me fascinan los autos y todas sus derivaciones con 2, 4 o 6 ruedas. Soy de Buenos Aires, pero tambien viví en otros lugares del planeta. Entusiasta de los viajes, de los autitos en escala, de los clásicos y del buen diseño.

Añadir Comentario

Presione aqui para dejar un comentario