Prueba: Renault Kangoo 1.6 Stepway

La apuesta mas fuerte de Renault Argentina para este 2018 pasó por nuestras manos y durante una semana la pudimos probar a fondo. Conclusiones sobre la variante de pasajeros y motor naftero del nuevo Kangoo 2018. Con fotos por Martín Lübel y video de RDZ Photography.

Luego de una gran inversión de 100 millones de dólares para adaptar su planta cordobesa de Santa Isabel, Renault Argentina lanzó a la venta las versiones Furgón y Pasajeros de su nuevo Kangoo. Se trata de una suerte de segunda generación del vehiculo multiproposito de la marca del Rombo, aunque, a diferencia del francés, esta nueva generación mercosur está basada en el utilitario Dacia Dokker.  Una movida que seguramente hay  encontrado eco en su mayor simplicidad a la hora de producirse así como un costo menor, tanto para la fábrica, como para el cliente final.

Estéticamente, sigue los lineamientos de productos del grupo francés, y se ha sabido trabajar su aspecto para que no desentonar con el resto de la gama Renault. Es bastante más grande que el Kangoo anterior, llegando a los 4.50 metros de largo. También es más alto (1.81m)  y más ancho (1.76m).  Mantiene el esquema de puertas corredizas traseras a ambos laterales de la carrocería, y pierde el portón trasero enterizo que se levantaba, adoptando también para la versión pasajeros el doble portón de hojas verticales como la variante furgón. 

Kangoo stepway utiliza además, el repertorio de plásticos decorativos en las zonas bajas de zócalos, pasa ruedas y paragolpes, “envolviendolo” en todo su perímetro. Es parte del lenguaje de otras variantes Stepway de Renault, incluyendo una suspensión (apenas) más elevada que los demás Kangoo de pasajeros y un portaequipajes sobre el techo, que habrá que tener cuidado al cargarlo porque fácilmente se superan los 2 metros de altura total del auto. Calza neumáticos de uso callejero normal en medida 195/65 y llanta de aleación de 16″. 

En el interior hay un trabajo de ambientación acorde a la versión, con tapicerías específicas estampadas con el tono cobrizo, que va a si en todas las unidades, sean del color que sean exteriormente. En el caso de nuestra unidad de pruebas con el color que se utilizó para el lanzamiento, la combinación de tonos coincide. Al ponernos tras el volante notaremos que estamos en un vehiculo que compare toda la paleta de elementos de otros modelos derivados de Dacia, como Duster, Sandero y Logan. 

Nos hubiera encantado que se innovara adentro y que ya pasara a tener el lenguaje de los mas recientes modelos de la marca rumana, que pudimos apreciar en persona hace poco en Europa, y que se han vuelto muy agradables. Hay que recordar que el Dacia Dokker dle cual deriva este Kangoo es originalmente de 2012 y los años transcurridos sobre el diseño de interiores ya comienza  a sentirse. Tirón de orejas para plásticos y terminaciones, que podrían ser de mejor calidad.

La posición de manejo es agradable y cuenta con apoyabrazos central para el conductor, regulación del volante en altura (Queda en deuda la profundidad) y la butaca también se puede regular en altura, con un recorrido de 40 mm entre topes. Volante de diámetro correcto y muy buen empuñadura. Lo que quedó anticuado son las interfaces electrónicas del modelo. Tanto la computadora de abordo, ya muy básica y de operación no muy fluida, así como el sistema Media NAV, que ya siente el paso de los años, con una pantalla táctil lenta y con algunas lagunas en términos de utilidades.

No tiene App Connect, ni se puede usar el Waze. Además, por esto que te decíamos que quedó medio viejito el interior del Kangoo, la pantalla está muy abajo, obligando al conductor a bajar demasiado la mirada en caso de tener que operar algo allí o seguir un mapa en el navegador. Y como no repite gráficos del Media NAV en el tablero, esto se manifiesta repetidamente. Tiene aire acondicionado manual, de correcto funcionamiento, aunque habría que ver en verano como se comporta para refirgerar el volumen del habitaculo que es gigante. Bien por la incorporación de los espejos retrovisores calefactados para un rápido desempañado cuando el clima no acompaña. 

Algunos comandos quedan medio escondido de la vista, aunque serán intuitivos para aquel que tenga el Kangoo por un tiempo y acceda de memoria a los mismos. Pero si usas Este Kangoo de vez en cuando o por ejemplo si fuera de alquiler, vas a tener que distraerte del camino buscando las teclas del control de velocidad crucero y el limitador de velocidad maxima, asi como la tecla de desactivación de los sensores de estacionamiento traseros . La dirección tiene el grado de asistencia justa (es electrohidráulica) y la selectora de cambios es de buen recorrido y tacto. 

Las plazas traseras gozan del ancho de la carrocería y muestran tres lugares bien definidos, cada uno con su apoyacabezas regulable en altura y su cinturón de seguridad inercial de 3 puntos, otro ítem de seguridad a destacar en el nuevo Kangoo. Cuenta con tres juegos de ganchos ISOfix, un plus a la hora de comparar con otros productos familiares, ya que no abunda esta opción en nuestro mercado. 

Las ventanillas traseras son de apertura pivotante, una solución barata típica de estos vehículos derivados de utilitarios. Recordemos que si hay vehículos con ventanillas que descienden en puertas corredizas. Y hablando de las puertas corredizas, a veces realmente necesitaron de mucha fuerza para cerrar bien, especialmente cuando las operaban niños de 10-12 años, que lograban cerrarlas bien luego de (muchos) intentos. Un tema a revisar sin dudas. 

Las butacas traseras  son rebatibles en partes asimétricas, o bien 2/3 detrás del conductor, o bien solo 1/3 detrás del acompañante. El sistema es simple y deja despejado un gran piso trasero plano con capacidad de 1,57 m de largo y 3 metros cúbicos de volumen útil. Con los asientos en modo normal y 5 personas sentadas, queda aún un generoso baúl de 800 litros! Sin dudas uno de los mejores aspectos del nuevo Kangoo. 

Por el lado del motor, monta el ya conocido 1.6 litros llamado SCe (HR16), con una potencia máxima de 114cv, recientemente introducido en la gama del Captur. Tiene 156 Nm de torque maximo, y distribución a cadena, algo que  simplifica los costos de mantenimiento y que mucha gente busca específicamente como una cualidad del motor. Es un motor que la marca declara que pesa unos 30 kilos menos que el anterior 1.6 utilizado en el anterior Kangoo. La caja es una manual de 5 relaciones.

Tenemos que separar la utilización del motor entre el uso urbano y el uso en rutas. En la ciudad, en las primeras 3 marchas de la caja, el Kangoo se mueve ágil y responde vividamente. Las marchas entran bien, el comando es agradable, así que las impresiones en manejo citadino son de las mejores para este tipo de producto. EL problema surge cuando lo sacas a la ruta. Uno imaginaría al ver tamaño auto familiar o para tiempo libre que sale y se come todas las rutas, que te vas a todos los países limítrofes de vacaciones o que te llevas la bici o el kayak bien lejos un fin de semana….

No es tan así. Todavía nos falta manejar la variante con motor gasolero, pero al menos con esta versión naftera, si no sos de los que te gusta viajar a 100 clavados, el viaje te puede resultar caro y ruidoso. Por empezar creemos que se solucionaría con una caja de sexta, para bajarle las revoluciones al motor, consumir menos y hacer menos ruido de motor. Circulando a 130 km/h, una velocidad razonable y legal en muchas rutas y autopistas del país, el 1.6 SCe gira a 4.100 rpm, un régimen demasiado alto.

Esto se verifica con un consumo también elevado, de 9.5 litros cada 100 km en ciudad y 11.5 l/100 km en ruta a 130 km/h. Si bajamos la velocidad a 100, ahí encontraremos un punto razonable de consumo y ruido a bordo. En términos dinámicos, no hay mucho para decir, se trata de una derivación de un furgón, con lo cual, la silueta elevada, combinada con una suspensión que debe resolver llevar peso (hasta 750 kilos) y mantener cierto confort, hay que llevarla como tal. Aquí es donde entra la loable decisión de Renault De dotar a toda la gama Kangoo con ESP de serie. Seguramente no es solo una decisión por defender la seguridad de los clientes, si no también una necesidad con una carrocería tan voluminosa y destinada a clientes comunes que tal vez reaccionarían frente a emergencias con el mismo volantazo que si estuvieran en un Clio. 

Entre el comando de retrovisores y el de los sensores de estacionamiento, la tecla del ESP, el gran protagonista de esta nueva generación de Kangoo.

Y ya que hablamos de seguridad, repasemos que ofrece: ya te hablamos del ESP, los 5 apoyacabezas regulables con sendos cinturones inerciales de 3 puntos y los tres pares de ISOfix, a lo que suma faros antinieblas, asistencia de arranque en pendiente (HSA), y protector cubrecarter. En tren de ponernos exigentes nos hubieran gustado unos airbags delanteros laterales de tórax.

En líneas generales es un producto interesante, ideal para quien necesite mucho espacio interior, e incluso alternar el uso de trabajo con el uso recreativo/familiar. Tampoco nos gustó el precio, que lo vemos elevado. Es un auto grande, pero tiene terminaciones de auto de entrada de gama. Los elementos de seguridad no deberían considerarse un lujo formador de precios y ciertamente el sistema de infoentretenimiento no es el más actual como para radicar su propuesta comercial allí. Al momento de publicar esta nota, el precio del Kangoo Stepway 1.6 nafta es de 599.600 Pesos. Si optamos por la motorización diesel, trepa a 630.200 Pesos. La garantía es de 3 años o 100.000 kilómetros.

Qué nos encantó del Kangoo 1.6 Stepway:

  • Renovacion completa del modelo
  • Control de Estabilidad estándar en toda la gama
  • Mayor capacidad de carga
  • Modularidad interior
  • Agilidad en tránsito urbano

Qué no le perdonamos al Kangoo 1.6 Stepway:

  • Falta caja de sexta
  • Rumorosidad interna
  • Consumos alto en ruta
  • Terminaciones mejorables
  • Precio elevado

Christian Kleinberg

Christian Kleinberg

Periodista y Arquitecto, escribo en Motorweb Argentina desde el 2009, año en que cree este sitio. Me fascinan los autos y todas sus derivaciones con 2, 4 o 6 ruedas. Soy de Buenos Aires, pero tambien viví en otros lugares del planeta. Entusiasta de los viajes, de los autitos en escala, de los clásicos y del buen diseño.

Añadir Comentario

Presione aqui para dejar un comentario