Prueba: Peugeot 3008 GT-Line HDi

La segunda generación del Peugeot 3008 cambió de formato. Convertido en una SUV, probé la versión turbodiesel con el nivel de equipamiento mas alto que se vende en Argentina. Impresiones, análisis, y conclusiones, además de la galería de fotos por Martín Lübel y el video por RDZ photography.

Ya no le quedan dudas a nadie que el formato SUV es una torta de la cual todos los fabricantes quieren una tajada. Hay marcas que incursionaron naturalmente hace décadas en este “rubro”, mientras que otras, llegan mas tarde, aunque todas con las mismas ganas de no quedarse afuera de esta jugosa moda que deja buenos márgenes de ganancia y parece no tener fin.

Y con el Peugeot 3008, en esta segunda generación, vemos un claro caso de como una automotriz europea, que históricamente tuvo sus formatos de auto familiar y de monovolumen de pasajeros, migra al “boom” de los SUV. Pero, qué es un SUV? Por qué todos quieren uno? por qué se están muriendo en nuestro mercado las rurales y las minivans familiares?

Parecería que las minivans  o monovolúmenes, que hicieron furor entre mediados de los 80s y mediados del  2000 ya no son tan cancheras, y ahora todo pasa por el espíritu de aventura que pueda emanar de los SUV. Peugeot así lo entendió, y cuando fue el caso de renovar la dupla de 3008 y 5008, optó por unificar el producto y encuadrarlo dentro de esta exitosa tendencia. El 3008 como vehiculo de 5 plazas, y el 5008 muy similar, aunque más largo y para 7 personas. 

Ahora, con este nuevo formato, mas a al moda y al gusto del momento, el EPugeot 3008 se volvió un vehiculo mucho mas atractivo. Durante todo el tiempo que lo tuvimos en nuestras manos, n faltó comentario positivo sobre el nuevo SUV de la marca francesa. Sus líneas externas, afiladas y agresivas, retoman un estilo de cierta garra que supo tener la marca francesa en tiempos pasados, obviamente actualizado, y vuelve a ofrecer una estética, bien propia, personal, diferente a los demás. Algo que Peugeot parecía haber extraviado en la última década, con diseños mucho mas blandos y carentes de lo que los franceses mismos llaman “Allure”.

Ruedas bien grandes, excelentes proporciones, diseño de techo con parantes negros que se integran a la línea de ventanas y que le dan al techo la sensación de ser flotante, efecto subrayado por un aplique acerado que recorre el contorno dle techo, le dan un muy buen aspecto, balanceando lo moderno, con lo deportivo y con lo elegante. Bien por Peugeot!

Adentro, el manejo de las formas y las superficies ratifica lo que demuestra el exterior. Morfologías complejas, bien trabajadas, originales, y con una esmerada elección y selección de materiales y terminaciones. Realmente muy interesante. La posición de manejo, ampliamente regulable en todos los sentidos, se complementa con butacas de diseño impecable, y una nueva edición del sistema I-Cockpit, que con volante pequeño y cluster (totalmente digital y configurable a gusto del usuario) bien por arriba del aro, otorgan un excelente control de la situación.

La butaca del conductor es regulable de modo eléctrico, tiene memorias para varios usuarios y además ambas delanteras tienen masajeador incorporado y son calefaccionadas. Hasta tiene apoyo extensible móvil en el cojín para los muslos, algo inusual en este tipo de vehículos y muy bienvenido para los mas altos.

La selectora de cambios, en el elevado túnel/consola central es bastante especial y tiene un diseño extraño, de inspiración casi aeronáutica. no tiene recorrido real, y funciona solo de modo de impulsión hace adelante o atrás. El modo de estacionamiento “P” se quita o pone con un botón superior en conjunto con otro lateral, y la marcha atrás, con un otro botón a la base de esta palanca. Parece que a veces  also diseñadores les gusta complicar las recetas simples solo para innovar y no necesariamente mejorando el sistema! A la Argentina no llegan variantes con caja manual, aunque en Europa si hay.

Al lado de la palanca de cambios, tenemos la rueda selectora del GRIP CONTROL, el sistema electrónico que inventó PSA en virtud de no poseer realmente una tecnología 4×4 propia. En algún momento intentaron armar un joint-venture con Mitsubishi, pero la aventura no funcionó. Hoy, en todo el planeta, tanto Peugeot como Citroen y DS no tienen para ofrecer un sistema de tracción en las 4 ruedas, algo que no me preocupa demasiado. Y si consideramos que la gran mayoría de los SUV actuales, el mayor desafío offroad que encuentran es en las arenas de la playa en verano, siendo honestos, cuando #hay muñeca”, hemos visto surfear tremendas dunas en Pinamar Norte con un Renault 12 desvencijado sin problemas como si fuera un Hummer! 

Cómo funciona el GRIP CONTROL? Es simple. seleccionando el modo del terreno a encarar, o dejandolo en modo Automático, el auto aplica una determinada lógica de tracción, que es administrada entre los frenos ABS, en control de tracción y estabilidad ESP y el torque del motor. Así, logra paliar de un modo bastante efectivo, algunas dificultades del terreno. Obviamente no es un vehiculo para travesías, no solo por el tipo de tracción simple, si no tambien por las suspensiones y neumáticos que trae de serie.

Y ya que llegamos a suspensiones, hablemos de la tenida rutera del Peugeot 3008 GT-Line. Sinceramente es de lo mejor que hemos probado en este segmento de SUV. Va aplomada, derecha y cuando se la solicita en curvas, resuelve con entereza pese al baricentro alto, a sus 1460 kilos de peso, brindando una sensación al volante de retener cierto control pese a las dificultades con que siempre se encuentran este tipo de vehiculos cuando se los exige en curvas. Y esta capacidad de tenida en curva no significa que en ciudad nos enfrentemos a un andar duro o seco, al contrario, tiene un equilibrio entre ambos usos remarcable. Todo esto, encima, lo logra sin suspension multibrazos en el eje trasero. Insisto, para ser un SUV, está muy bien!

La direccion, por su parte, es eléctrica, y sin quejas al respecto. Otro aspecto a resaltar del modelo son sus frenos. Cuatro discos y un pedal firme dosifican excelentemente el poder frenante del conjunto. Con 38 metros para frenar andando (vacía y suelo seco) a 100 km/h hablan por sí solos de las capacidades del vehiculo. De lo mejor del segmento. 

El motor es el 2.0 HDi de PSA, que se ve en varios modelos del Grupo ofrece potencias de 150, 163 y 180 caballos. En este modelo, llega en 150 caballos de potencia maxima a 4.000 rpm y unos 370 Nm de torque, ya desde las 2.000 rpm. Combinado con la caja automática con convertidor de par de 6 relaciones, el manejo del Peugeot 3008 HDi es muy agradable, en toda condición: en ciudad, en ruta, paseando o exigiendo, pero, preferentemente, todo esto sobre asfalto. Acelera contundentemente desde cero, con menos de 10 segundos para el 0-100, sus recuperaciones son muy buenas, gracias al turbo, el elevado torque y la cata EAT6 cien escalonada. 

Los consumos en ciudad son acordes a los esperados para este tamaño y epso de vehiculo, con unos 9.5 litros cada 100km, y en ruta, viajando a 130 km/h, que es tal vez su ámbito preferido, viaja a serenas 2.000 vueltas de motor en sexta, consumiendo solo 6.5 litros cada 100. Por supuesto solo que hay que cargarle el gasoil premium, es decir el Grado 3.

Las plazas traseras del 3008 son cómodas para dos adultos y un tercero encontrará mas apretado en el centro, incluso penalizado por las formas de cojín y  respaldo que están formados para acoger mejor a dos personas a los laterales. Algo que nos llamó la atención, es el poco espacio en altura que hay para los pies debajo de las butacas delanteras. Esto es porque al estar equipadas con masajeador y calienta asientos, el sistema ocupa cierto espacio, pero si además, el conductor quiere bajar al mínimo la altura de la butaca, atención a no aplastarle la punta de los pies al pasajero de atrás!

El baúl es amplio y cuenta con 591 litros de capacidad en formato normal, que pueden ser ampliados hasta 1580 litros, rebatiendo ambas mitades (asimétricas) de los respaldos traseros. Bajo el piso del baúl, encontramos el auxilio, que lamentablemente es temporario, con limitación de velocidad, algo que te puede arruinar un viaje de vacaciones si pinchas lejos de una gomería que te pueda reparar alguna de las cuatro gomas principales en 225-55-18.

 

Por la lado de la seguridad, el equipamiento es muy completo (no vamos a enumerar todo, pero pueden bajar la ficha adjunta al final de la nota), aunque no incluye airbags para las rodillas del conductor, algo que ya hasta ofrecen autos medianos del Mercosur por la mitad dle precio del 3008 probado. Aplausos para la incorporación del sistema de control de crucero adaptativo y el asistente de mantenimiento de carril, dos elementos que comprobamos de suma utilidad.

Llegamos al precio. El Peugeot 3008 es caro. Ahora que se devaluó el peso, el precio es mas conveniente en la moneda norteamericana, aunque en moneda local, a mas de 1.200.000 Pesos argentinos, sigue siendo un producto caro. Para quien quiera versiones nafteras con el 1.6 Turbo de 163cv, la gama arranca en 900.000 pesos aproximadamente.  Peugeot puso toda su esmero a la hora de diseñar y construir este modelo, que llega importado de Francia. Es cierto que hay varios competidores en el mercado, de distinto tipo y origen, mas o menos equipado, con tracción integral o no. Pero quien elija esta variante diesel del Peugeot 3008 encontrará un vehiculo super agradable de manejar, eficiente, seguro e hiper tecnológico. 

PARA DESCARGAR: Ficha Técnica Peugeot 3008 2018

 

Qué nos encantó del Peugeot 3008 GT-Line 2.0 HDi:

  • Nuevo lenguaje de diseño interior/exterior
  • Atención al detalle
  • Calidad general
  • Elevado nivel de equipamiento
  • Conjunto motor/caja muy logrados
  • Comportamiento dinámico ciudad/ruta/curvas 
  • Frenado
  • Consumo

Qué no le perdonamos al Peugeot 3008 GT-Line 2.0 HDi:

  • Precio muy elevado para una marca generalista
  • Falta airbag de rodilla para conductor
  • Interfase pantalla central con menues complicados
  • Sin apertura motorizada portón trasero/apertura manos libres
  • Rueda de auxilio temporaria

Christian Kleinberg

Christian Kleinberg

Periodista y Arquitecto, escribo en Motorweb Argentina desde el 2009, año en que cree este sitio. Me fascinan los autos y todas sus derivaciones con 2, 4 o 6 ruedas. Soy de Buenos Aires, pero tambien viví en otros lugares del planeta. Entusiasta de los viajes, de los autitos en escala, de los clásicos y del buen diseño.

Añadir Comentario

Presione aqui para dejar un comentario