Contacto: Primeras impresiones con el Fiat Argo 1.8 HGT

Luego del lanzamiento para la prensa del nuevo Fiat Argo, pudimos hacer un pequeño circuito urbano y con autopista, para tener algunas impresiones preliminares del modelo. Ahora, nos ponemos detrás del volante de la variante más completa de la gama, y damos un breve paseo por la provincia de Buenos Aires, cercanos a la localidad de Tigre y Benavidez. Fotos exclusivas por Martín Lübel.

Sólido y bien construido, el nuevo Argo se presenta como un desarrollo regional que intentará posicionarse como una de las opciones más interesantes del segmento B+. La posición de manejo es buena, cómoda y logramos ajustar el volante a nuestro gusto, ya que se regula en dos planos, tanto altura como profundidad. La butaca tambien regula en altura, pero notamos que el punto mas bajo del recorrido, sigue quedando algo alto. Arrancamos el motor por medio del botón al costado derecho del volante y nos ponemos en marcha. La selectora, con su pomo tirando a grande, se muestra de recorridos algo largos. El motor, el conocido E.torQ pero con cilindrada 1.8 y 16 válvulas, desarrolla 130cv y se lo siente cómodo en ciudad.

El volante, de grip bien grueso (hasta demasiado grueso tal vez para manos pequeñas) concentra comandos de audio, telefonía, y los accesos a la computadora de abordo, bastante completa. El interior se presenta de buena calidad, aunque hay algunos plasticos -todos rígidos- que podrían ser mejores. Especialmente las contrapuertas, que muestran grandes paños plásticos de formas complejas y con superficies medio brillosas, que suele remitirnos a los autos más baratos y al lugar de calidad que pretende ocupar Fiat. Más allá de este detalle en los laterales, la plancha al frente nuestro se percibe como de calidad superior a la calidad de las contrapuertas.

La percepción general es buena, y la presentación, vistosa. Las plazas traseras, tambión son cómodas -dimos unas vueltitas sentados en ellas- y se nota que el modelo es mas ancho que el Punto al que reemplaza. Buena altura interior de techo, y comodidad para las piernas, algo mas que satisfactorio para un modelo de este segmento. Más cómodo atrás que otros competidores, como podrían ser un Fiesta o un 208.

Uno de los aspectos que mas nos agradó al manejar el nuevo Fiat Argo, fue el confort de marcha. Las suspensiones están orientadas al confort, y pese a que esta variante HGT pretenda tener aires deportivos, dista de serlo. Recorridos largos y mullidos solucionan todos lomos de burro, cunetas y calles en mal estado con las que nos topamos en el conurbano bonaerense. Habrá que testearlo mas a fondo, para ver en cambio como se comporta en lo veloz en rutas abiertas o en curvas demandantes, pero ya podemos entrever que es un modelo orientado al uso familiar.

El Argo tiene un buen despeje y ningún problema con los bajos. No tocó en ningún lado. Las llantas, de 17 pulgadas en esta versión HGT y contrariamente a lo que esperábamos, no nos demostraron un andar duro, si no que junto a los neumáticos en 205-50, proporciona un andar aplomado y sereno, al menos en el circuito urbano/autopista donde lo pudimos utilizar.

El motor 1.8 es de la conocida familia E.torQ que ya equipa a otros modelos Fiat. En el Argo, tiene 1.8 litros de cilindrada, 16 válvulas y 130cv de potencia declarados. Nuestra unidad HGT tenía caja manual de 5 marchas, ya algo que de entrada nos decepciona un poco, en tiempos donde las 6 relaciones permiten escalonar mucho mejor el rendimiento y el consumo del motor, encontrarnos con un desarrollo nuevo y “solo” 5 marchas deja gusto a poco. De hecho, las primeras impresiones nos pararon frente a una caja que podría tener mejores relaciones. Si bien se muestra ágil en las primeras marchas en uso citadino, parecería que luego se ameseta en la manera que entrega el torque.  Habrá que probarlo durante mucho mas tiempo y kilometros para tener mejores conclusiones.

No tuvimos oportunidad de probar frenos y consumos, dado lo corto y urbano del recorrido. Sobre los frenos, podríamos decir que el pedal nos pareció algo esponjoso en la primera parte del recorrido. Nos sorprendió gratamente la insonorización en ciudad, pero habrá que ver que sucede en alta velocidad, algo que todos los modelos de este segmento suelen descuidar.

La dirección, de tipo eléctrica, nos pareció cómoda y liviana en maniobras a baja velocidad, y de correcto endurecimiento en velocidades mayores. Tal vez el diseño del volante nos parece un tanto grueso a la altura de los rayos horizontales, para aquellos que nos gusta manejar con las manos “a las nueve y cuarto” y acunar los pulgares sobre dichos radios. Una sutileza que creemos en viajes largos nos cansaría.

Entre los equipamientos que más nos agradaron de esta versión tope de gama del nuevo Fiat Argo, están el acceso al auto y arranque sin necesidad de sacar la llave del bolsillo, la gran computadora de abordo con un pantalla a todo color y muy buenos gráficos, llena de información, ademas de la pantalla en el centro de la plancha de 7 pulgadas -aunque sin GPS propio, debe usar el de tu teléfono vía el U-Connect- que incluye la camara de marcha atrás con lineas de trayectoria que se mueven activamente según hacia donde gires el volante. 

A nivel seguridad, nos parece finalmente loable que Fiat comience a ofrecer en el segmento B los airbags laterales y el control de Estabilidad ESP, sin dudas un gran aliado a la hora de evitar accidentes. Nos faltó oportunidad de hacer las pruebas como para medir sus reacciones, pero sin dudas su inclusión -sólo en los motores 1.8 del Argo, no así en el 1.3- son un gran avance. Tendremos que pasar más tiempo a bordo del nuevo Argo para evaluarlo con mas precisión, pero luego de un primer contacto, estamos seguros que tiene buenos argumentos para pelear una porción importante del cada vez mas reñido segmento B Premium en nuestro país.

Añadir Comentario

Presione aqui para dejar un comentario