Prueba: Renault Captur Intens 2.0

Luego del éxito que fue y es el Renault Duster, Renault sigue ampliando en el Mercosur su oferta de SUVs hechas en la región. Pasamos una semana con la variante más completa del Renault Captur, el SUV que llegó para posicionarse por encima del Duster, en base a diseño y seguridad como rasgos distintivos. Con galería de fotos exclusivas por Martín Lübel.

Ya todos sabemos a esta altura que la industria del auto del Mercosur tiene sus “licencias”. Usualmente por un tema de escalas de producción y costos, suele resolver el crear nuevos modelos, equivalentes en aspecto a los ultimos lanzamientos europeos, pero con plataformas mas antiguas o las que dispone localmente. Así se lo vimos hacer mucho a las automotrices francesas, alguna italiana, alguna alemana. El caso del Renault Captur no se escapa a esta solución. El Captur francés, basado sobre en el Clio de cuarta generación, habría sido inviable en nuestra región si no fuera por la habilidad de los ingenieros de la marca, de adaptar el modelo a la plataforma de la que disponen en la región, la B0 de Dacia, que no es otra que la Plataforma B de Nissan. Con este motivo, quien se haya cruzado por el Viejo Mundo o Medio Oriente con otros Renault Captur, habrán percibido que allá es más corto el vehiculo.

Es apenas mas larga que la variante original europea, mejorando la habitabilidad de las plazas traseras. Su diseño exterior se alinea con las últimas tendencias globales del Rombo. La posibilidad de elegir combinar el color de la carrocería con el color del techo, le brinda un extra de diversidad y diseño al vehiculo. Como particularidad, luce un recurso de diseño que vienen aplicando varios fabricantes en europa, pero especialmente el responsable de diseño de Renault, Laurens Van der Acker, que utiliza ruedas de gran tamaño, aunque de sección tirando a angosta. Esto no afecta en nada a la dinámica, pero tiene un fuerte impacto en las vistas del auto, que lue bien proporcionado y plomado sin la consecuencia por ellos de arrastrar ” un montón de caucho” solo por la pinta.

Llantas de 17 pulgadas con neumáticos de 215 y perfil 60.

El interior del Renault Captur es original, con un cluster de relojes heredado del Clio IV  y con la particular disposición del velocímetro digital que cruza en horizontal ambas esferas analógicas. Éstas dos muestran el cuentavueltas y el nivel de combustible, que queda, solo a los efectos de la simetría, demasiado grande. Pese a esto, no hay indicador de temperatura del motor, algo que insistimos que cuando el auto es nuevo no pasa nada, pero con los años y los kilometros, puede ser un aliado fiel para monitorear el funcionamiento. 

La consola central muestra lo mas conocido para el cliente local, que es el equipo multimedia con pantalla táctil de 7 pulgadas y el sistema R-Link, además del climatizador automático de una sola vía. Si bien el Media-Nav de esta generación cuando salió era completito, hoy quedó un poco avejentado y no ofrece conectividad con Android Auto o CarPlay de Apple. Un tema a revisar. Para criticar, la siempre dispersa y errática ubicación de los varios comandos que conforman el sistema de control de velocidad crucero y limitador de velocidad, que se reparten entre los brazos del volante y abajo de la selectora de cambios, realmente lejísimos del campo de visión/acción del conductor. Controles de audio, telefonía se encuentran satelitalmente detrás del volante, como ya es usanza por los modelos del Rombo hace décadas. Por supuesto tiene GPS, Bluetooth y camara de retroceso.

Las butacas delanteras son cómodas, aunque nos hubiesen gustado con un poco mas de sujeción lateral, y con una tapicería de tacto un tanto menos plástico. A veces preferimos un buen textil duro de esos que envejecen super bien, a estos simil cuero que se perciben a la vista y al tacto como super sintéticos.  Terminan siendo fríos en invierno y queman en verano si los dejamos al rayo del sol. Bien por la inclusión de un apoyabrazos para el conductor, se agradece en viajes largos. Otro agradable diseño, pese al material, son los vivos blancos decorativos en la tapicería, que junto a las costuras de hilo clarito, le dan algo mas de presencia. Las visuales hacia afuera son buenas, quedando penalizada solo la vista hacia atrás , que se compesa ampliamente gracias a la camara de retroceso y los sensores de marcha atrás. El volante se regula en altura, pero queda debiendo la regulación en profundidad.

Las plazas traseras, son cómodas, y afortunadamente, incluyen apoyacabezas regulables en altura y cinturón de seguridad de 3 puntos para las 3 plazas posteriores, convirtiendo al Captur en un vehiculo relamente para 5 personas. Ya no es necesario “elegir a quien se quiere menos” y mandarlo a la plaza central trasera. Aquí, todos tendrán la misma chance frente a una colisión. Cruel, pero es así cuando un auto hoy en día no trae un cinturón central de tres puntos inercial… Y ya que hablamos de seguridad, es de mencionar el buen esfuerzo de Renault en dotar al Captur de ganchos ISOfix (dos pares en la banqueta trasera), faros antiniebla delanteros y traseros, control de traccion ASR y de estabilidad ESP, y airbags delanteros laterales, además del par frontal obligatorio por ley. Deberían haber hecho un esfuercito mas y ofrecer tambien los de cortina, para quedar a tono con lo que ofrecen otros competidores, como Honda HR-V, Chevrolet Tracker, Peugeot 2008, Jeep Renegade, o Ford Ecosport, solo para nombrar a algunas.

Pese a que comparten la base, el baúl de Captur es apenas mas pequeño que el de su primo, el Duster. La capacidad del baúl del Captur es de 435 litros, contra los 475 litros del Duster 4×2, que por tener tracción simple ofrece más capacidad de carga. No es mucha la diferencia y salvo que sea crucial para algún destino específico cierta medida, hasta diríamos que es una diferencia casi despreciable que se compensa en altura. De todos modos, se trata de una muy buena capacidad de carga, que por supuesto se puede ampliar alguna de las mitades (asimétricas) del respaldo, o entero directamente.

El auxilio se encuentra por debajo del piso, exteriormente. No es la ubicación ideal, ya que además de estar siempre sucio, está mas expuesto a los robos. No compartimos que el tamaño no sea homogéneo con las otras cuatro ruedas (16 pulgadas del auxilio contras las 17 del resto). No nos importa la llanta de aleación, pero si que el tamaño total sea diferente al resto, tornandola de uso semi-temporal. Un punto a mejorar en un vehiculo familiar que puede ser usado para vacacionar y viajar.

La motorización del Captur en nuestro país aun es una sola: pese a que en Brasil (donde se fabrica) se ofrece con una variante 1.6, a la Argentina llega solo con el conocido y rendidor F4R de dos litros de cilindrada, naftero de 16 válvulas y 143 cv de potencia maxima a 5.750 rpm. El torque máximo del motor es de 195Nm y se encuentra a las 4.000 rpm. Este motor se combina con una caja manual de seis marchas bien escalonada y de agradable tacto. Es un motor súper polivalente, que con cierta electrónica y con una caja relacionada de modo agresivo, dá vida enérgica al Sandero RS (ver nuestra prueba aquí), o bien con perfil familiar y con otras relaciones,  prioriza mas que nada el buen consumo, como en el caso del Captur.

Su manejo en ciudad es ágil en marchas inferiores, y gracias a su buen despeje del piso de 21 centímetros le dejan margen para “sobrevolar” los cráteres del pavimento urbano con soltura. No tiene el espíritu offroad que puede tener el Duster 4×4, pero se destaca como un vehículo urbano, que además puede transitar con mucha comodidad caminos de tierra o levemente más accidentados. El motor se muestra un poco rumoroso cuando lo subimos de vueltas (por encima de las 3.000 rpm), y merecería una mejor aislación acústica. En ciudad el consumo del Renault Captur no es de lo mejor, con promedios de 11 litros cada 100 kms. Hoy en día, deberíamos esperar motores con marcas urbanas por debajo de los 9-10 litros.

En ruta abierta es en cambio donde más se luce, ya que gracias a una sexta marcha relacionada como sobremarcha, necesita sólo 8 litros cada 100 km si circulamos a 130 km/h.  No está nada mal pensando que tiene un motor aspirado y que su silueta de SUV elevada presentada más resistencia al avance que el de un sedán convencional. Por suerte este motor requiere nafta Super (Grado 2), así que esto tamiza tambien un poco mas los consumos.  

Los frenos del Captur 2.0 nos parecieron correctos, con tacto de pedal bueno, pero hubiéramos preferido que incluyera discos atrás, un recurso que el mercosur está olvidando y que siempre suma poder frenante, sobretodo en un vehiculo de corte familiar que puede ir bastante cargado. Parte de la electrónica que provee el control de tracción y estabilidad, también ofrece la funcionalidad del freno momentáneo en arranque en pendientes (también conocido como “hill holder”), además de la distribución electrónica del frenado (EBD), la ayuda al frenado de emergencia (AFU), el encendido automático de balizas (EAB) y la iluminación activa en curva a través del antiniebla delantero (“cornering lights”).

En resumidas cuentas, Renault suma a su oferta de SUV un nuevo producto mas refinado y mas seguro que su inoxidable Duster que tan buena recepción ha tenido en el mercado. Con el foco puesto en el diseño, el equipamiento y la seguridad, el público podrá elegir un modelo más en un segmento que no para de crecer y del que ninguna marca se quiere quedar afuera. El precio del Renault Captur Intens es de 474.000 pesos, aunque tambien hay una variante de igual motorización, con un poco menos de equipamiento, bautizada Zen, por 433.500 (Precios a Agosto de 2017). La garantía es de 3 años o 100.000 kilometros.

Qué nos encantó del Renault Captur Intens:

  • Su diseño interior/exterior
  • Habitabilidad interior/baúl
  • Caja de velocidades
  • Buen consumo en rutas
  • Nivel de seguridad activa/pasiva 

Qué no le perdonamos al Renault Captur Intens:

  • Calidad general del habitaculo mejorable
  • Rumorosidad interior
  • Faltan airbags de cortina
  • Consumos urbanos
  • Sistema de infoentretenimiento R-Link sin App Connect
  • Auxilio temporal
  • Sin versiones automáticas o con traccion 4×4

Añadir Comentario

Presione aqui para dejar un comentario