Resumen de Autoclasica 2009

Este fin de semana largo los porteños (y quienes nos visitaron) pudimos disfrutar una vez más de Autoclásica, la muestra de vehículos de colección más importante de Argentina. Tal es la importancia ya de Autoclásica que tres marcas la eligieron como escenario para la presentación local de sendos modelos.

Más de cuatrocientos automóviles y más de doscientas motos, además de una variedad de vehículos militares, microautos, alguno que otro colectivo, camión y maquina rara, se pudieron disfrutar en un fin de se semana que terminó ayer y que nos dejó con el grato recuerdo de otra Autoclásica exitosa.

Hubo de todo y para todos. El leit-motiv de la muestra fue la clásica “rivalidad” entre dos grandes marcas británicas, Bentley y Rolls Royce, con una copiosa muestra de ejemplares de ambos “bandos”. Incluso estaba el Rolls de Bugatti, recientemente llegado al país, una curiosidad que el gran Ettore tuvo que probar el mismo para saber de que se trataban esos autos que todos le decían “eran los mejores”.

En la muestra hubo muchísimas particularidades dignas de mención, desde la innombrablemente cara Ferrari 330 TRI/Le Mans de 1962 con toda su historia de destrucciones y reconstrucciones, los Ford GT40 y GT actual, varios “Best of Show” de años anteriores como el genial Cord 812 (1937) , el Mercedes 300SL (1957), el Bentley 3000 (1927), un par de Aston Martin uno más lindo que el otro (DB5 y DB6), mucha Ferrari, Maserati, Alfas y Fiat Clásicos, un nutrido stand de Porsche con 356, 911, los nuevos Cayman y Boxster recientemente presentados, para darle marco al Panamera… en fin, toda la “nobleza” automotriz estaba presente con algún digno representante.
Vimos muchos Mercedes increíbles, pero solo algunos BMW muy lindos. Es hora de que BMW Argentina, tanto para BMW como para MINI arme un digno stand con el pasado y el presente de la marca!!! Tal vez para Autoclásica 2010? Les dejo la inquietud…

Muy interesante el “pabellón” con los monopostos. Desde Maseratis de Fangio, pasando por un Brabham de Formula 2 de Reutemann, estaban reflejadas todas las épocas del automovilismo nacional en esta tipología agonística. También los había en todos los estados de conservación, desde las piezas impecables traídas del Museo Fangio de Balcarce hasta unidades recuperadas de quien sabe que galpón olvidado.

Mis favoritos :

Difícil elegir sabiamente entre tantos ejemplares tan dignos, pero como todo humano, tengo mis favoritos irracionales, solo “porque si”: los Mercedes 300 SL de 1957 y el 190 SL, convertibles impecables; el Auburn Explorer (1930), por ser el papá de todos los crossovers y versiones aventureras de autos comunes que nos tenemos que fumar hoy día; los Renault Torpedo de 1923 y Renault Monastella 6 CV de 1926 que con sus trompas carenadas y aerodinámicas, ya superaban las tendencias comunes de la época e iban mas allá, somos siempre hizo Renault (al menos en Francia). La impoluta Maserati 8CL de 1946, con sus 415cv y un record de velocidad en esa época de 300 km/h que me hizo recapacitar seriamente sobre cuán macho había que ser para andar rápido en “eso”. Me encantó sobremanera el Jaguar E-Type Roadster marrón…. Que líneas tenía ese auto! Y por último, uno de mis grandes amores populares y de poco glamour frente a tanto prócer con ruedas, el Fiat 600R de 1971. Me parecía estar en 1971 (aunque no hubiera nacido aun).

Vale la pena agradecer a todos quienes conservan y rescatan estos maravillosos trastos viejos y comparten generosamente con todos nosotros parte de la historia del automovilismo y parte de la historia misma de Argentina. Es increíble el capital motorístico que hay guardado en el país. Enhorabuena!

Christian Kleinberg

Christian Kleinberg

Periodista y Arquitecto, escribo en Motorweb Argentina desde el 2009, año en que cree este sitio. Me fascinan los autos y todas sus derivaciones con 2, 4 o 6 ruedas. Soy de Buenos Aires, pero tambien viví en otros lugares del planeta. Entusiasta de los viajes, de los autitos en escala, de los clásicos y del buen diseño.

Añadir Comentario

Presione aqui para dejar un comentario